Atención a víctimas

La institucionalización de las comisiones de atención a víctimas es esencial para tres objetivos: a) la atención a víctimas en sentido estricto, b) la reparación del daño por violaciones de derechos humanos, y c) el establecimiento de la coordinación de las instituciones gubernamentales para la atención de a las víctimas y para la reparación del daño (tanto a nivel nacional como local).

Empezamos por el inciso c). A pesar de que la Ley General de Víctimas establece la creación del Sistema Nacional de Víctimas, hasta la fecha este sistema no se encuentra funcionando apropiadamente. Incluso, hay entidades donde ni siquiera existe la comisión de víctimas local. En la Ciudad de México no es sino hasta 2019 que se ha generado el proceso de designación de una persona comisionada, por lo que el sistema local de víctimas ni siquiera tiene un proceso inicial.

En el nivel federal, la CEAV presenta dificultades para dar la atención (a) y para reparar el daño (b), en parte, derivado de que no existe una adecuada coordinación con las instituciones que investigan o enjuician violaciones de derechos humanos. Efecto Útil ha documentado algunos aspectos de los problemas, sin embargo, aún está pendiente la realización de un informe al respecto.

En la CDMX, debido a que la institución no existe aún, y apenas está el proceso de designación de la primer persona comisionada, Efecto Útil, en coordinación con el Observatorio Ciudadano de Designaciones Públicas, ha decidido hacer una evaluación de la designación que se publicará próximamente.

Debido a la situación operativa de Efecto Útil, en este momento hemos trabajado principalmente en torno a la CEAV y a la CAV CDMX.