Resultados y seguimiento

La respuesta de la CNDH al Informe Previo Efecto Útil

En noviembre de 2016, la Alianza Global de Instituciones Nacionales para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos (GANHRI) realizó la evaluación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), para lo cual esta institución remitió la información solicitada para la evaluación, así como una respuesta al Informe Previo Efecto Útil por ser éste la única comunicación proveniente de la sociedad civil para la evaluación.

En la respuesta de la CNDH se refirieron observaciones a las cifras (que no modificaban el sentido del Informe) y se indicaron valoraciones sobre el Informe y el valor de las recomendaciones de la CNDH, dentro de las cuales destacaron las siguientes:

  • “Esta CNDH es respetuosa de las opiniones que emite la organización Efecto Útil, con base en un conjunto de apreciaciones de carácter teórico y en una reinterpretación de los datos a la luz de una perspectiva teórica particular”.
  • “esta Comisión Nacional no limita su actuación a la atención de quejas, sino que vela por la prevención y no repetición de las violaciones a los derechos humanos mediante la elaboración de Recomendaciones Generales”
  • “la recomendación pública no es la única vía de resolución de la Comisión Nacional, como tampoco la resolución de las quejas es la única actividad sustantiva”.

De acuerdo a esta respuesta, la CNDH devaluó los resultados del Informe Previo indicándolos como simples “opiniones” basadas en una perspectiva teórica “particular”, la cual tampoco discutió. Asimismo, además de aducir la correcta actuación de la institución de forma permanente, indicó que en realidad las recomendaciones y las quejas no eran las únicas actividades sustantivas, posicionando en particular las Recomendaciones Generales.

La respuesta completa puede leerse a continuación.

Recomendaciones de GANHRI a la CNDH

Pese al rechazo al Informe Previo realizado por la CNDH, el Subcomité de Acreditación de GANHRI al analizar la dimensión correspondiente al Informe Previo procedió a señalar:

El SCA ha recibido información de que el número de recomendaciones emitidas por la CNDH es substancialmente menor al número de denuncias de violaciones de derechos humanos recibidas. El SCA reconoce que hay varias razones para ello, incluyendo el gran porcentaje de las denuncias resueltas por procesos de conciliación. Sin embargo, el SCA alienta a la CNDH a revisar sus procesos para asegurar que sus métodos de operación actuales no resulten en un fracaso para abordar las violaciones sistemáticas de derechos humanos.

GANHRI, noviembre de 2016

Asimismo, relacionado con las afirmaciones de la CNDH respecto de que las quejas no eran la única actividad sustantiva, sino que tenían otras que permitían actuar respecto de violaciones de derechos humanos, como eran las Recomendaciones Generales, desde GANHRI se indicó que:

Las instituciones nacionales, como parte de su mandato de promover y proteger los derechos humanos, deben emprender acciones de seguimiento sobre las recomendaciones contenidas en estos informes [anuales, especiales y temáticos] y deben publicar información detallada sobre las medidas tomadas o no por las autoridades públicas a la hora de implementar recomendaciones o decisiones específicas.

… también emprender actividades de seguimiento rigurosas y sistemáticas que promuevan y aboguen por la implementación de sus recomendaciones y conclusiones, y la protección de aquellas personas cuyos derechos se ha demostrado que se han violado.

GANHRI, noviembre de 2016

Con estas recomendaciones la CNDH ahora debería dar cuenta no sólo de sus deficiencias en los procedimientos de investigación de violaciones de derechos humanos, sino además de la falta de seguimiento que adolecen las Recomendaciones Generales y sus Informes Especiales.

La comunicación de GANHRI y recomendaciones dirigidas al Presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, pueden leerse a continuación.

Seguimiento al Informe Previo

Desde el año 2016, previamente a la evaluación por GANHRI se estableció contacto con el Secretario Técnico de la CNDH, Joaquín Narro Lobo, con quien se acordaron mesas de trabajo para la revisión de las propuestas realizadas en el Informe Previo. Sin embargo, al momento de pasar del acercamiento al trabajo, el Secretario Técnico y su personal omitieron contestar los mensajes, así como abrir espacios para trabajar en torno a los resultados y propuestas visibilizadas mediante el Informe Previo.

Posteriormente, debido a la ausencia de comunicación por parte de la CNDH, desde Efecto Útil se ha realizado el seguimiento a la atención de las recomendaciones de GANHRI, mediante transparencia; sin que a la fecha se tenga un avance sustantivo para la revisión de los procedimientos de investigación en la institución.

Esta situación deberá ser fundamental para la valoración de continuidad de la actual administración de la CNDH en noviembre de 2019, o bien, para la llegada de una nueva administración que en verdad esté comprometida con los derechos de las víctimas, y de cumplimiento a las recomendaciones de GANHRI.